Amnistía tributaria para medio millón de morosos de Lima y Callao

Para la Navidad del año pasado, solamente 21 municipalidades de Lima y Callao concedieron amnistía tributaria para sus contribuyentes. En este año son 34 las que aprobaron no cobrarles el 100% de los intereses acumulados a sus deudores del impuesto predial y arbitrios, así como reducir hasta el 95% el importe de las multas que impusieron a los vecinos y comerciantes por infracciones administrativas diversas, que van desde el arrojo de basuras a las calles hasta construir irregularmente, no tener certificado de seguridad de edificaciones o abrir local sin licencia de funcionamiento.

Comentario

La última vez que la Municipalidad de Lima otorgó amnistía tributaria a los contribuyentes de Lima Cercado, -que es el territorio que administra-, fue en el año 2009 y luego de varios años, pues es conocida la renuencia de dicha comuna a otorgar este tipo de incentivos para el pago de tributos. En la década pasada solamente otorgó amnistía general en los años 2002 y 2005. La actitud se mantiene en este año, pues la amnistía ha sido otorgada exclusivamente a las entidades públicas que tienen locales  en la provincia de Lima.  Es decir, no beneficia a los vecinos con casa habitación ni a quienes tienen locales comerciales e industriales.

Un cálculo conservador del IPAM es que alrededor de 498 mil contribuyentes de las municipalidades de Lima y Callao se encuentran en situación de morosidad; es decir, se encuentran con deudas atrasadas, pretendiendo las municipalidades reducirlas a través del otorgamiento de incentivos que van desde olvidarse de cobrarles el 100% de los intereses moratorios del predial y arbitrios hasta descuentos en el pago de la deuda principal de los arbitrios. Esto último es posible dado que los arbitrios son creados por las municipalidades. Tales descuentos no pueden otorgarse en el predial porque se trata de un impuesto nacional que los gobiernos locales solamente administran. El Código Tributario establece que “excepcionalmente, los Gobiernos locales podrán condonar, con carácter general, el interés moratorio y las sanciones, respecto de los impuestos que administren. En el caso de contribuciones y tasas dicha condonación también podrá alcanzar al tributo.”

Este saneamiento de deudas sirve, además, para mejorar la calidad financiera de las municipalidades, pues el otorgamiento de créditos bancarios a las mismas guarda relación con la situación de sus deudas por cobrar. Si tienen  más deudas, menos posibilidades de conseguir préstamos bancarios. Pero sirve, además, para hacer caja en un mes en que las comunas deben pagar gratificaciones navideñas a sus trabajadores, que equivalen a un sueldo íntegro; es decir, tienen una planilla duplicada que es usualmente cubierta con este tipo de amnistías y descuentos a las multas. A diferencia de los demás trabajadores estatales que cobrarán un aguinaldo de S/. 300, en las municipalidades, gracias a los pactos colectivos, la gratificación llega al 100% de la remuneración.

¿Es malo este sistema de amnistías? La cultura de “no pago ahora porque es seguro que habrá una amnistía pronto” es dañina para las propias municipalidades y se incentiva con este tipo de disposiciones. En lo que va del 2015 se han expedido 108 ordenanzas otorgando amnistías y 86 decretos de alcaldía ampliando los plazos inicialmente señalados. Solamente siete de las 51 municipalidades de Lima y Callao no aprobaron amnistías en todo este año: Breña, Independencia, La Punta, Pucusana y San Bartolo, así como la de Mi Perú, un Centro Poblado del Callao convertido en distrito desde mayo del 2014.  Sin embargo no sería extraño que las otorgaran en los próximos días.

Marco Tulio Gutiérrez

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *